martes, 16 de enero de 2018

¿LA VIDA?


Es lo que sucede
mientras te preguntas qué es.
Y la muerte es lo mismo
que antes de haber nacido.

Uno cree que va a vivir siempre
pero es mentira.
Uno cree que no va a morir nunca
pero se muere. Bien muerto
aparece un día y con suerte
rodeado de flores.
Aunque más le hubieran gustado
las flores
cuando vivía.

Y ahora que ya estás muerto
como antes de que hubieras nacido
ni las flores, ni los vivos
ni la muerte ni la vida.
Pues el único sentido de la vida
es la muerte.
Y el único sentido de la muerte
es que las flores siempre llegan tarde.

domingo, 7 de enero de 2018

DESPUÉS DE VEINTE AÑOS



Primero nacerás, que ya es difícil
pues depende del lugar en el mundo en que te elijan.
Luego irás al colegio
entre trenzas y piedras en el bolsillo.
Más tarde y si tienes suerte en el mundo
a la sombra de tu sexo crecerán
si sobrevives
la adolescencia interminable
y te descubrirá la chispa de la vida.

Quizás más tarde crezca o no
en ti,
la madurez pero sin darte cuenta bailarán otra vez en ti los 20 años
y en los treinta al fin
follarás como un animal.

Pero la vida ya lo supo antes,
no valen las palabras
y te dejará en la cuneta de los cuarenta
cuando menos te lo esperes,
echando de menos los orgasmos aquellos de la juventud
y del futuro que nadie sabe.

Al menos cabe preguntarse
qué hubiera sido la vida sin ti.
Sin todas esas preguntas y manos
alrededor de mi mundo.
Si no me hubieras ocurrido
antes de que escribiera este poema. 

martes, 6 de junio de 2017

Tribu Versus Trilce

El próximo 12 de junio en el Aleatorio presentaremos Tribu Versus Trilce, Karima editorial.
Un homenaje a César Vallejo













miércoles, 31 de mayo de 2017

Lo que soy y lo que nadie sabe

En la singular luz de cada noche.
En cada sol diario que se oculta
me digo.
En la iluminada torre aquella del fondo
en la ropa oliendo a viento
en este árbol cercano lleno de pulgones
me digo.

En este banco, en esta prosa, en esta luz de farola enrojecida.
En el verano de cada tiempo
en la terraza más común y llena de personas
me digo.

Hablo en alto, solo
y digo mi dolor buscándolo
 buscándome
sin saber que la noche, que el sol, que la ropa,
 que el viento que el banco que la farola que la terraza.
Que hablar en alto y sol.

No me conocen todavía.